Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘corona unitaria’


El pasado fin de semana impartí junto al Dr. Norberto Manzanares un curso en Marbella organizado por Klockner. El tema era “ La carga inmediata: de la cirugía a la prostodoncia”. Una parte del mismo estaba centrado en la corona unitaria y a continuación intentaré plasmar un resumen de este tipo de tratamiento desde el punto de vista biomecánico y oclusal. El éxito en implantología depende de varios factores y los podríamos resumir en la correcta realización de las siguientes fases: planificación, fase quirúrgica, fase protésica, fase de mantenimiento y control de las cargas. Si queremos que nuestras prótesis sobre implantes se mantengan en el tiempo, es fundamental controlar las fuerzas que actúan sobre el sistema, es decir, la correcta aplicación de los principios de biomecánica y de oclusión. Esto es especialmente importante en los casos con carga inmediata, donde la estabilidad del implante tras su colación es esencial para el éxito de los mismos. El implante puede soportar un micromovimiento no superior a 150 micras sin perder la osteointegración, luego es evidente que evitar la sobrecarga sobre la interfase implante-hueso es un objetivo primordial.

Corona unitaria del sector anterior

La principal decisión en estos casos es determinar si dejamos la corona con contacto oclusal o no, es decir, si realizamos una carga inmediata con función o sin función. La revisión de la literatura nos muestra que aproximadamente un 50% de los autores son partidarios del contacto oclusal suave en PIM y el 50% restante partidarios de evitarlo. Donde todos están prácticamente de acuerdo es en eliminarlos bajo cualquier movimiento excéntrico. Personalmente, en mi práctica clínica, libero por completo la corona tanto en el cierre habitual como en excéntricas. El contacto oclusal en PIM en el sector anterior se realiza sobre una superficie inclinada por lo que la resultante de las fuerzas oclusivas nunca seguirá el eje axial del implante, motivo por lo cual he protocolizado quitarlo. Si la opción elegida es mantenerlo, hay que tener en cuenta el diferente grado de resilencia entre la dentición natural y los implantes, por ello se realiza lo que se llama la “oclusión no simultánea”. Cuando apretamos los dientes se intruyen en cierta medida pero el implante no, por lo tanto, si dejáramos la corona sobre implantes con la misma intensidad de contacto que los dientes al cierre habitual, cuando el paciente apretara se intruirían estos últimos contactando sólo la corona implanto soportada con el riesgo biomecánico que ello supone. La solución es dejar que, en el cierre habitual, se escape el papel de articular fino en la corona sobre implantes y que cuando apriete lo sujete.

Corona unitaria del sector posterior

Igual que en el caso anterior podemos elegir entre realizar una carga funcional o una carga no funcional, si optamos por la primera lo haríamos con el esquema de la oclusión no simultanea y teniendo en cuenta que se deben evitar los puntos de contacto sobre superficies inclinadas, ya que originarían un momento de fuerza, por lo que haremos un patrón de contactos tricuspídeos o un patrón de contacto cúspide-fosa, únicos procedimientos que nos asegurarán la axialidad de la fuerza resultante. En este tipo de tratamiento la literatura recomienda:

  • Ausencia de contactos en todos los movimientos excéntricos
  • Disminución de la anchura de la tabla oclusal. Cuando rehabilitamos este sector , principalmente en el caso de los molares, nos podemos encontrar con la existencia de un cantiléver, tanto en sentido mesio-distal como vestíbulo-lingual, ya que el área de la plataforma de la mayoría de los implantes es más pequeña que el área de emergencia de los dientes. Mesio distalmente no podemos hacer nada, ya que debemos mantener unos puntos de contacto interproximales adecuados, pero vestíbulo lingualmente se recomienda disminuir la anchura de la tabla oclusal. Este concepto no se refiere al cierre habitual, ya que en ese momento lo que hay son puntos de contacto, no áreas, por lo tanto el tamaño de la tabla oclusal no importa, en cambio sí parece tener importancia durante la masticación.
  • Cúspides con menor altura, teniendo en cuenta que esto no significa realizar caras oclusales planas que disminuirían la eficacia masticatoria

.

Anuncios

Read Full Post »