Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘comunicar’


Llevo muchos años asistiendo a cursos y congresos, viendo y escuchando a numerosos ponentes  . Una de las cosas más frecuentes que he podido observar en la mayoría de ellos, es la elaboración de una presentación con diapositivas repletas de letras, llenas de información, ocupando el máximo espacio posible y esto es una gran equivocación. La presentación digital a través de un programa como PowerPoint o Keynote debe ser siempre un elemento de ayuda para la exposición oral, un elemento que potencie y destaque el mensaje que se quiera comunicar, pero nunca debe ser el mensaje  en si mismo. Es decir, jamas debemos poner en las diapositivas toda la información que transmitimos oralmente. Hay que tener en cuenta varias premisas:

  • Cuando asistimos a una conferencia sólo somos capaces de realizar correctamente una acción, o escuchamos al orador o leemos el texto de sus diapositivas. Si somos conscientes de ello, porque ese empeño en realizar diapositivas llenas de letras que sabemos perfectamente que nadie leerá, con una letra tan pequeña que es totalmente imposible que alguien por detrás de la cuarta o quinta fila pueda entenderla. Si lo pensamos bien, nos daremos cuenta que no tiene ningún sentido.
  • La presentación siempre va dirigida a la audiencia, no a nosotros mismos. Las diapositivas nunca deben servir para no tener que memorizar lo que decimos y leer sus textos a modo de telepromter, sino deben ser utilizadas como refuerzo visual para potenciar un mensaje. El miedo a quedarnos en blanco, el miedo a olvidarnos algo, se combate dominando el tema que se expone y ensayando, ensayando y ensayando la presentación. Si a pesar de ello desconfiamos de nuestra memoria, una buena solución, es utilizar las notas de orador en la pantalla de presentador, notas que veremos nosotros en el ordenador pero no la audiencia en la proyección.
  • La presentación no es un documento, por lo tanto, no hay ninguna razón para que se nos pida que la entreguemos a la audiencia. Las diapositivas sin nosotros, sin nuestra exposición oral, no deben tener prácticamente ningún sentido. Si consideramos que la información que comunicamos es interesante que la tenga el público, elaboraremos un documento específico para ello y será éste el que daremos. Una buena idea es colgarlo en nuestra web e informar a la sala que pueden acceder a él dede la misma, con ello conseguimos dos cosas importantes, que obtengan el documento y visiten nuestra web o blog personal.

Como conclusión, las presentaciones digitales deben servir para potenciar nuestro mensaje, deben ser utilizadas como herramientas visuales que mejoren nuestra exposición oral y nos ayuden a conseguir nuestro principal objetivo, comunicar de forma memorable un mensaje para que la audiencia lo entienda y lo recuerde en el tiempo.

Anuncios

Read Full Post »


Realizar una presentación para exponer una serie de datos o una información determinada no es difícil, pero si nuestro objetivo es hacerla memorable, que incite a la gente a realizar una acción determinada y que sea recordada en el tiempo, es una tarea mucho más complicada. Para lograrlo deberemos seguir una serie de pasos,  es como subir una escalera, podemos quedarnos en los primeros escalones y ser unos oradores vulgares, o  intentar alcanzar el último para convertirnos en oradores excepcionales. Para ello hay que subirlos todos, no hay ninguno más importante que otro, pero necesitamos seguir un orden  y no dejarnos ninguno para poder llegar al final con éxito.

A modo de resumen estos son los 12 escalones que nos permitirán conseguir nuestro objetivo:

  1. Querer hacerlo. Es imposible realizar una presentación memorable si no nos gusta hablar en público, si nos lo tomamos como una obligación y no como una de nuestras grandes pasiones, que nos emociona y divierte.
  2. Dominar el tema del que se va a hablar.
  3. Mensaje esencial. Hay que centrarse en un único y gran mensaje.
  4. Estudio de la audiencia. Es fundamental conocer a quien vamos a transmitir nuestro mensaje
  5. Planificación analógica. Preparar inicialmente la presentación sin abrir el ordenador, nos permitirá ser mucho más creativos y efectivos.
  6. Conocimientos básicos de composición, diseño gráfico y de los principios del aprendizaje multimedia para poder realizar una presentación digital correcta.
  7. Un buen principio y un gran final.
  8. Contar historias que emocionen y potencien nuestro mensaje principal.
  9. Manejo adecuado del lenguaje verbal, paraverbal y no verbal.
  10. Control  de la atención de la audiencia.
  11. Un sistema de evaluación de la presentación.
  12. Ensayar, ensayar y ensayar.

Read Full Post »


Hace un tiempo, una de mis hijas, la que estudia psicología, me dio un libro para que lo leyera, “la isla de los 5 faros”, de Ferran Ramon-Cortés. Me encantó. Es un libro corto, en un par de horas se puede leer tranquilamente y básicamente desarrolla una teoría sobre la comunicación gracias a los descubrimientos que el autor va haciendo en su itinerario por los principales faros de la isla de Menorca. En él, se nos muestra las 5 claves fundamentales para poder comunicar bien:

  1. Un único y gran mensaje. Si queremos que nuestras presentaciones sean escuchadas con atención, sean motivadoras y recordadas en el tiempo, es esencial transmitir un único y gran mensaje. Cuando alguien quiere introducirse en el mundo del ilusionismo, una de las primeras cosas que aprende es que para que el público quede maravillado con la actuación, se sorprenda e ilusione, crea que lo que está viendo es magia y no un vulgar truco, el primero que debe estar convencido de todo ello, es el propio mago. De la misma forma, si queremos transmitir ese único y gran mensaje, debe estar asimilado en nuestra mente, tenemos que saber qué es lo verdaderamente importante de lo que vamos a decir, sentirlo y vivirlo para poder comunicarlo con emoción e intensidad. No olvidemos que comunicamos lo que sentimos y nada más que lo que sentimos
  2. Contarlo de forma memorable. Como explicaba en la entrada anterior, vivimos en una época marcada por un exceso de información de toda índole, donde la correcta gestión de la economía de la atención es fundamental. Si queremos que nuestro mensaje destaque por encima de los otros, una de las maneras que disponemos es contarlo a través de una historia.  Las historias son el instrumento natural que disponemos para relacionarnos unos con otros y comprender el mundo. Como dice Gonzalo Álvarez Marañón  en el blog  el arte de presentar, “las historias constituyen la herramienta de comunicación más potente que ha creado el hombre. Nos ayudan a transmitir información, emoción y empatía. Las grandes presentaciones se alejan de los informes y se acercan a las historias”
  3. Lenguaje adecuado para la gente que nos escucha. Dentro del proceso de planificación de nuestra presentación, un paso esencial, es saber quien va a ser nuestra audiencia para poder adecuar nuestro mensaje a ella, para poder transmitirlo de manera clara y concisa y asegurar de esta forma que todo el mundo lo pueda entender y asimilar.
  4. El mensaje bueno es el que entiende la gente. No importa lo que digamos, lo realmente importante es lo que la gente piensa que decimos. En mis clases de magia, a los alumnos siempre les explico que el verdadero efecto mágico es aquel que ocurre en la mente de los espectadores. Si escuchamos contar a una persona un juego de manos que haya visto, siempre lo explicará de forma más milagrosa que como realmente ocurrió, entre otras cosas, porque ya nos cuidamos los magos de que sea así. Con nuestras presentaciones debe pasar lo mismo, un mensaje claro y único, contado de forma memorable, con un lenguaje verbal, paraverbal y no verbal adecuado , nos ayudará a conseguirlo.
  5. Invitar en lugar de convencer. El propósito de nuestra presentación nunca puede ser intentar convencer a toda costa a nuestros oyentes. No podemos ser dogmáticos , la historia ha demostrado repetidamente, que los dogmas llevan a la estupidez humana. Nuestro principal objetivo debe ser exponer nuestra idea de forma clara y simple, que llegue a conectar con las emociones de nuestra audiencia para que pueda ser recordada en el tiempo y sólo en el caso que ellos quieran, sea llevada a la práctica. Para ello debemos ser convincentes, creíbles y tener la capacidad de escuchar y dialogar. No conseguiremos nunca que nuestras ideas sean verdaderamente atrayentes si no tenemos la actitud de escuchar y de aprender.

Read Full Post »


Hoy inicio con gran ilusión este nuevo proyecto, esta nueva aventura de tener un blog personal, con el objetivo de poder compartir con vosotros dos de mis grandes pasiones, la odontología y el arte de comunicar. El aval de 25 años de experiencia y todos los comentarios de elogio y aprobación que he recibido hacia mi persona y mis presentaciones de muchos de los asistentes a mis conferencias por toda España, me ha animado a intentarlo.

Las entradas del blog tendrán dos temas bien diferenciados, uno sobre odontología, que como os podéis imaginar los que ya me conocéis, se basará principalmente en todo lo relacionado con la rehabilitación oral, la oclusión y la ATM. Y otro sobre todos aquellos aspectos que tengan que ver con el arte de presentar, con el arte de realizar presentaciones memorables e inolvidables. Si algo caracteriza a esta primera década del siglo XXI es la sobresaturación de información a la cual nos vemos sometidos continuamente. La gestión de la economía de la atención se ha convertido en algo fundamental, aquel que no sea capaz de realizar presentaciones que lleguen a las emociones del público captando todo su interés, se convertirá en un ponente Amenabar, estará muerto aunque todavía no lo sepa.

Espero de todo corazón que mis aportaciones tengan alguna utilidad, como dijo Samuel Beckett “las palabras son lo único que tenemos”.

Read Full Post »